Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

El descanso de la mente

Tras meses de estrés constante, la mente se carga y comenzamos a sentirnos agotados, a veces el descanso físico no ayuda a que nuestra cabeza descanse.


paz-mentalSiempre hemos oido hablar que el descanso en periodos de meses de trabajo es fundamental para reponer fuerzas y volver a nuestra actividad de forma enérgica y fresca... pero muchos encontramos que tras unos dias de merecidas vacaciones volvemos al trabajo con más estrés del que teníamos, precisamente por el hecho de haber descansado estando tirados en una playa, un balneario, etc. en donde hacemos que nuestro cuerpo se desestrese... pero... y nuestra mente?

El que sin duda es el órgano que más recursos de energía física necesita que es el cerebro, también necesita unas merecidas vacaciones, sobre todo para aquellos que, como en mi caso, trabajamos utilizandolo en exceso. Muchas personas trabajan en la construcción, en labores de mantenimiento o en faenas que requieren un trabajo físico importante. Obviamente un descanso para el cuerpo es necesario, pues el agotamiento se cura con descanso.

estiroEn el caso de un oficinista, un encargado de soporte telefónico, o aquellos que trabajamos aporreando el teclado del ordenador, también necesitamos descansar. Nuestra cabeza se agota como cualquier otro órgano hasta el punto de causar estrés. Estar a toda mecha cambiando el chip con cada llamda de cada cliente se hace una labor ya de por sí estresante, y ni que contar cuando mezclamos asuntos personales y familiares, con dificultades económicas o quehaceres que requieren de una importante concentración.

Muchas veces te pueden preguntar ¿que piensas? y a veces respondemos "en nada"... algo que se aleja mucho de la realidad... siempre estamos pensando, recordando, aprendiento o sencillamente divagando.

Entonces si nos vamos a un balneario a descansar, a desconectar... siempre tarde o temprano, para una cabeza que constantemente está entrenada para procesar volumenes importantes de información, acabará pensando en lo más nos preocupa, logrando que a la vuelta de nuestras vacaciones acabemos con el tan famoso y de moda, síndrome post-vacacional, algo que está en nuestra mente no descansada.

Muy bien, y me pregutarás ahora que cómo descansa una cabeza estresada, pues muy bien, haciendo que piense en otra cosa. Asi de fácil. El ser humano tienen una mente selectiva-asociativa. Si mantenemos un ámbito de calma, de relax, tarde o temprano cuando el proceso de descanso concluya en apenas unas horas, volveremos a enfocarnos en nuestras preocupaciones, precisamente porque mantenemos vivo el recuerdo de lo que nos preocupa, concediendo tan solo el tiempo justo para el descanso, la regeneracion, pero no liberando el estrés.

ejercicioPor ejemplo, a mi me ha sucedido en este último viaje fugaz a Barcelona. Justo antes de irme, estaba estresado, cansado con un cúmulo de asuntos pendientes que hacian que al sentarme ante el ordenador acabara estresado. Ahora... necesitaba un importante descanso mental y lo mejor fue crear una escapada que nada tenia que ver con el descanso físico.

Lo primero, cambiar de ciudad, de ámbito, de gentes y para eso, un avión. Con tan solo sentir el despegue la cabeza en un acto involuntario asociativo hace que los problemas se queden atrás, en un "volveré". A la llegada a la nueva ciudad si lo has practivado, y te autoanalizas, verás como todo es cuantitativamente distinto, todo está lejos y ahora toca cambiar "el chip", o sea, nuestra actitud, algo tan poco valorado.

La actitud ante lo que nos viene, una vez fuera de nuestro ámbito, es distinta si conseguimos desconectar muentras dura el vuelo. Esas horas en las que intentas no pensar en nada, en una fase en la que le concedemos a nuestra mente un receso según las horas de vuelo.

Llegados al nuevo punto, en este caso, nos tocó la gran sorpresa de tener que actuar como jardineros... si como lo oyes, en un trabajo que requeria una ingente cantidad de energía física que ayudaba a descargar la tensión de la oficina. Amigos que compraron una nueva vivienda requerian de toda la ayuda para ponerla a flote. Y nosotros aprovechamos para hacer una de la fase más pesada. Una vez agotados fisicamente, ya acabamos olvidados de los problemas que dejamos a miles de kilometros. Pero no termina ahí, eso solo fue una tarde.

Viajes regionales a museos que hacia tiempo queria visitar, con buena compañia y en plan aventurero, descubriendo a cada paso lo que se venia. Un poco de cultura, algo de aprendizaje y conversaciones distintas en un ámbito completamente distinto.

Terminada la segunda fase de museos, nos tocaba irnos de turismo rural. Más lejos aún en una villa perdida, sin conexión ni cobertura móvil hacía que viviésemos enfocados en el entorno. Un dia de recogida de setas con la cámara en la mano hacia que se mezclaran varios hobbies. Hacer lo que más gusta, es un buen camino.

chateau-de-chillonOtro viaje regional, por ejemplo a los lugares circundantes, viendo pueblos medievales, sembrados en plena naturaleza, visita a otro país (Andorra) y un largo recorrido es motivo aún para el total agotamiento físico y el desestresante mental.

Recuperadas fuerzas, los últimos días con amigos, compartiendo reencuentros y actualizando experiencias hace que sea la pasarela ideal de un buen sabor de boca para una semana perfecta. Agotadora, intensa y desestresante.

Y aqui me encuentro, encendiento el portatil en el avión de vuelta hablándote de cómo desestresar tu mente mientras la mia se encuentra en fase de reconexión y cargado de energía para comenzar otro periodo de trabajo. ¿Del sindrome post-vacacional? Nada.

En definitiva, si estás estresado, no creas que es suficiente con concederle a tu cuerpo unas jornadas de descanso, ésto viene muy bien, pero no es todo lo que hay que hacer en unas vacaciones. Debes atender tu mente tras el descanso del cuerpo, llenar la agenda de las vacaciones con actividades que te gusten, o incluso dejandote llevar por personas que te puedan proporcionar actividades inesperadas e inexploradas. Toda ocupación mental en las vacaciones que te saque de tu rutina hará que vuelvas con las pilas puestas y con una sonrisa incorporandote a tu trabajo, pues tendrás asociado en tu mente ese periodo que te hizo disfrutar.

Bueno, sigo volando... un abrazo.

  • Horario:

    Lunes a Viernes
    de 08:00 a 18:00 horas
    (Horario GMT Canarias)
  • Campos de Trabajo:

    - Consultoría Tecnológica
    - Sistemas y Soluciones OnCloud
    - Outsourcing Informático
    - Marketing y Social Media
    - Estrategia Tecnológica Empresarial

PROYECTOS PROPIOS EN LOS QUE TRABAJO


COLABORACIONES CON LOS SIGUIENTES PROYECTOS


(c) 1994-2018 Santy Abreu.
Todos los Derechos Reservados