bullying.jpg

Bullying, una triste realidad

La actividad de acoso escolar máxime cuando es subida a las redes sociales es una conducta que está preocupando a todos los sectores educativos y de seguridad

El Bullying, un anglicismo que es un término adoptado de la práctica acosadora a la que son sometidos nuestros hijos en los centros educativos. Una práctica que está en auge sobre todo aquellas en las que se está subiendo el contenido de la agresión a las redes sociales, algo que está preocupando y mucho a padres, educadores y cuerpos de seguridad. Es la causa principal de suicidio de niños y adolescentes a nivel mundial en edad escolar debido a la enorme presión a la que son sometidos.

Las prácticas más comunes de este delito son: Ser de proceder sistemático y estratégico, extenderse por un periodo más o menos prolongado, inicia un proceso de represión de problemas, las víctimas se sienten en desventaja y se consideran las culpables de la situación, puede tener lugar tanto de forma directa como indirecta (a través de agresiones físicas o psíquicas, o de intriga)‏, acechar y espiar en el camino de la escuela a casa (perseguir, echar, dar puñetazos o codazos, empujar y propinar palizas), marginarlo de la comunidad escolar o clase, inventar rumores y mentiras, juego sucio en el deporte y tender trampas, reírse del otro, hacer comentarios hirientes sobre él, burlarse, mofarse continuamente, tratar con sobrenombres.

El gran problema, aparte del evidente sufrido por las víctimas, es además la insensibilización por parte de los espectadores quienes presencian estas actividades, tanto en persona, como utilizando las redes sociales, siendo esta última una actividad muy perseguida por las empresas propietarias de los portales web correspondientes.

¿Qué deben hacer los padres, tutores o educadores? No olvidarse que se trata de niños o adolescentes y que en muchas ocasiones se sienten culpables de la situación acosadora. Hay que prepararlos a hablar a sus padres o educadores para poder tomas las acciones necesarias que puedan salvar al infante de una situación límite. Aunque parezca evidente, no siempre se consigue, y siendo conscientes de ello, nacen nuevas soluciones como "KIVA" en Finlandia, que se está dando a conocer al mundo como una solución eficaz ante este problema, mostrándoles cómo reconocer el acoso en diferentes fases y a los docentes a saber identificar el problema a tiempo.

¿Qué podemos hacer los usuarios de redes sociales? Poner en conocimiento a las autoridades (Policía Nacional o Guardia Civil, Unidad de Delitos Telemáticos) que esos contenidos están en las redes para que se inicie la investigación correspondiente. Recordemos que lo primero es proteger a nuestros menores.

 

Revisión:

01/06/2015: Artículo publicado en el Periódico: Tenerife Sur Ahora (Junio 2015)

Contacta Conmigo

Colaboraciones

PROYECTOS PROPIOS

(c) 1994-2017 Santy Abreu.
Todos los Derechos Reservados