Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información ‘aquí’.

Construye para que dure

Tener éxito es una cosa. Construir un éxito que perdure a través de los años, las décadas, e incluso que trascienda más allá de nuestra vida es otra cosa. Bien lo decían los sabios en la antigüedad: “Planta un árbol, escribe un libro, ten un hijo”, como una fórmula infalible para dejar huella en este mundo. La realidad es que hoy en día la esencia es muy similar, todo lo que crees sobre la faz de la tierra hará que tu recuerdo perdure, pero en un sentido más amplio, hablando de impactar de manera realmente significativa en el mundo se requieren acciones más complicadas.

Afortunadamente para nosotros, nuestra profesión, bien entendida y aplicada, promueve por sí misma que generemos un cambio positivo en el mundo: En una primer instancia nos permite promover un sistema económico mucho más justo que el que nos han enseñado; posteriormente nos lleva a cambiar la vida de cientos de personas y, en caso de haber resistido el embate de los años nos lleva incluso a compartir dicho conocimiento con miles de personas a través de libros, artículos y todo tipo de herramientas. La pregunta es ¿Cómo se logra esta trascendencia? ¿Cómo llega uno a esos niveles en que cambia el mundo? Para aquellos de ustedes que hablen inglés, pueden encontrar grandes respuestas en un libro titulado “Succes Built to Last”, de Jerry Porras, Stewart Emery y Mark Thompson. Para aquellos que no, aquí les dejo los elementos más importantes:

Para construir un éxito que realmente impacte al mundo se necesitan 3 cosas: Un porqué poderoso, un pensamiento creativo y apasionado y una acción sólida y constante. Es curioso, pues este libro no tiene nada que ver con multinivel pero, si analizan la historia de los líderes más importantes de su empresa verán que todos poseen estas cualidades.

UN PORQUÉ PODEROSO:

“No hay viento que beneficie un velero sin dirección”, dicen por ahí. Y es que necesitamos saber a dónde vamos para poder llegar. El problema con el éxito es que esa es una palabra sumamente relativa, lo que para unos es una vida altamente exitosa para otros puede ser un desperdicio vanal de tiempo. Lo que es un hecho es que los “éxitos” más recordados y duraderos son aquellos que NO se remiten únicamente al ámbito económico. Algunos de los personajes que han cambiado al mundo son millonarios, otros no. Incluso hay miles de millonarios que nadie recuerda, pues no han impactado más vidas que la suya. Es por eso que nuestro porqué debe ir más allá del dinero, debe reflejar el cambio que quisiéramos ver en el mundo. ¿Para qué queremos ese dinero? ¿Cómo vamos a impactar a otras personas? Nuestro porqué debe tener MUCHO SIGNIFICADO para nosotros, y entonces nada podrá frenar el ímpetu por conseguirlo.

PENSAMIENTO PODEROSO Y CREATIVO

Una vez que tenemos claro lo que queremos lograr, necesitamos pensar apasionadamente cómo lograrlo. Es aquí donde el espíritu creativo busca en el fondo de nuestra mente cómo conseguir nuestro objetivo a como de lugar, como dice Steve Jobs en su campaña de Mac “Think Diferent”, “Piensa Diferente”. En nuestra industria este es un tema delicado pues, por un lado, necesitamos creatividad para lograr resultados ante cualquier situación, pero también necesitamos seguir un sistema inquebrantable donde no hay espacio para experimentar nuevas cosas. La clave está en tener un sistema MUY simple, jamás salirse de él e innovar en todo lo demás. 

ACCIÓN SÓLIDA Y CONSTANTE

Es aquí donde muere el 99% de los sueños. La realidad es que cuando comenzamos a trabajar en pos de lograr lo que tanto hemos pensado, nos damos cuenta que será un camino complicado, que nada es gratis en este mundo y que el éxito requerirá mucho más trabajo y sacrificio del que imaginábamos. Los sueños que tenemos suelen ser perfectos y nos desilusionamos cuando vemos que el camino para lograrlos son muy distantes de la perfección. Por eso es tan importante la disciplina y la fuerza de voluntad, pues te levantará a hacer lo que tengas que hacer, aún cuando sea sumamente complicado. Como dice mi amigo y gurú de esta industria Gary Hasson, “La disciplina es hacer todos los días lo que sé que tengo que hacer, aún cuando no quiera hacerlo” ACCIÓN. 


Otra elemento importante de la acción es encontrar la manera más eficiente y efectiva de hacerlo. Eficiente para que nos desgaste menos, efectiva para tener mejores resultados. Eficiente para invertir menos tiempo, efectiva para lograr más cosas en ese período.

EFICIENTE Y EFECTIVO.

No vamos a entrar a detalle en ese tema, pero básicamente todo esto se logra a través de un SISTEMA. Un sistema que sea lo más sencillo y lo más poderoso posible, un sistema que permita a la gente hacer pocas cosas simples con resultados claros y medibles. Lo más probable es que tu empresa ya tenga un sistema, la pregunta aquí es si tú sigues ese sistema al pie de la letra o no… Yo sólo te puedo recomendar una cosa… Cada vez que hagas algo pregúntate 2 cosas: ¿La persona más inepta de mi grupo podría hacer esto? ¿Si tuviera miles de personas en mi grupo y todos hicieran esto, mi grupo crecería? Si la respuesta a ambas preguntas es “sí” estás en el sistema correcto.

En fin, tener un porqué, pensar en el con creatividad y pasión y actuar, actuar y actuar, pese a todos, pese a todos… Ese es el secreto. ¿Es fácil? Claro que no, ¿Vale la pena? Esa respuesta sólo la tienes tú, pero si decides que sí debes saber que será más complicado y a la vez más gratificante que plantar un árbol.

¡Éxitos!

  • Horario:

    Lunes a Viernes
    de 08:00 a 18:00 horas
    (Horario GMT Canarias)
  • Campos de Trabajo:

    - Consultoría Tecnológica
    - Sistemas y Soluciones OnCloud
    - Outsourcing Informático
    - Marketing y Social Media
    - Estrategia Tecnológica Empresarial

PROYECTOS PROPIOS EN LOS QUE TRABAJO


COLABORACIONES CON LOS SIGUIENTES PROYECTOS


(c) 1994-2018 Santy Abreu.
Todos los Derechos Reservados